Adicción a las compras

Adicción a las compras2019-02-11T21:57:26+00:00

La adicción a las compras es una de las conductas compulsivas que mayor incidencia está teniendo en la actualidad entre las personas pertenecientes a sociedades de economías desarrolladas. Las características generales de esta modalidad de adicción se asocian a una relación disfuncional con las compras y, en general, con el dinero.

Como sucede con otras conductas compulsivas, existen muchas similitudes entre los adictos a las compras o adictos al dinero y otras adicciones. Si bien algunas personas empiezan a gastar de más para llenar algún vacío emocional, cuando la adicción se desarrolla y está activa, se caracteriza por la pérdida de control que el adicto experimenta con respecto a su gasto de dinero. A pesar de las consecuencias negativas que la forma de comprar tiene para el adicto y su familia, éste ha perdido la capacidad para decidir lo que compra.

Este tipo de adicción puede manifestarse, entre otras, de las siguientes formas:

  1. Compra compulsiva, entendida como la imposibilidad de parar de comprar, adquiriendo en ocasiones artículos o servicios innecesarios.

  2. Gasto y deuda compulsiva, entendido como la incapacidad de retener dinero y generar deudas.

  3. Delegación en otros de las responsabilidades económicas personales.

La  persona que se ve afectada por esta adicción (S. Palaian, Ph.D.):

-Siente constantemente el deseo de tener cosas nuevas y comprar más. Gasta más de lo que ingresa. Adquiere cada vez más y más tarjetas de crédito, y con ello más deudas, usando algunas de las tarjetas para pagar otras deudas adquiridas.

-Siente agitación, aburrimiento o inquietud,  salvo si está gastando dinero o comprando.

-No puede ajustarse al presupuesto planeado o a una lista de compras concreta.

-Trata de no comprar, controlar el gasto o reducir las tarjetas de crédito. Rompe promesas que se ha hecho a sí mismo o a los demás de no seguir gastando. Cambia de comprar en tiendas a comprar por catálogos de internet. Intenta controlar el gasto comprando y devolviendo las cosas que ha comprado.

-Pasa mucho tiempo viendo catálogos de cosas que puede comprar por internet, visitando tiendas o centros comerciales, así como realizando compras. Pasa mucho tiempo pensando en cómo conseguir más dinero, o qué puede comprarse en un futuro.

-Abandona actividades que anteriormente eran importantes para ella para dedicarse a comprar. Cree que comprar es un hobby.

-Continúa comprando y gastando dinero a pesar de las consecuencias que le acarrea. Sufre constantemente ansiedad, depresión y pérdida de sueño provocada por la preocupación causada por su forma de gastar. No puede parar de comprar. Incluso utiliza el dinero destinado a pagar facturas y cubrir gastos familiares básicos. Miente constantemente para tapar las deudas que acumula.

En el centro de tratamiento para las adicciones Momento, entendemos que la solución pasa, en primer lugar, por parar la conducta compulsiva. En segundo lugar, por realizar un aprendizaje de una forma de vivir distinta, que incluya un mantenimiento regular. Esta es la clave para vivir una relación sana con las compras y con el dinero en general.

Llámanos 91 080 12 55